Investigadores brasileños han identificado una nueva especie de pez trambollo en el archipiélago carioca de Trinidad y Martín Vaz en el océano Atlántico.

Es una especie endémica que solo se puede encontrar en este conjunto de islas debido a su lejanía con la costa.

Un equipo de investigadores brasileños ha descrito por primera vez una nueva especie de pez trambollo, el Hypleurochilus brasil, endémico del archipiélago brasileño de Trinidad y Martín Vaz, a más de 1.200 kilómetros de la costa de Rio de Janeiro en aguas del océano Atlántico.

El pez trambollo de Brasil

“Las poblaciones de esta nueva especie han estado aisladas en el archipiélago durante mucho tiempo por su lejanía con la costa y han conseguido unas claras diferencias en comparación con otras especies ‘hermanas’ que viven en el margen continental”, explica a SINC Hudson Pinheiro, investigador del departamento de oceanografía y ecología de la Universidad Federal del Espíritu Santo de Brasil.

Este nuevo trambollo anaranjado difiere de otros peces de la rama de los Hypleurochilus por su patrón de colores, con puntos rojizos a lo largo del cuerpo, la ausencia de rayas oscuras (características de otros trambollos), y las espinas que conforman sus aletas: la dorsal, la pélvica y la posterior. Es endémico del archipiélago carioca de Trinidad y Martín Vaz. “Es una especie única de estas islas tan alejadas”, recalca Pinherio.

Investigación y hábitat

La localización de esta nueva especie ocurrió en 2009 en el transcurso de una expedición científica de diversas universidades brasileñas, con el apoyo de la Marina de Brasil, enmarcada dentro del proyecto de investigación TAMAR/ICMbio para la conservación y el estudio de las tortugas marinas.

Los autores señalan en su artículo, publicado en la revista Zootaxa, que elHypleurochilus brasil vive en profundidades de entre tres y quince metros, en solitario o en pequeños grupos de hasta diez ejemplares. Siempre se esconde en agujeros o recovecos del suelo oceánico y está asociado con diferentes especies de erizos y esponjas que habitan en los arrecifes rocosos.

Con la descripción de este nuevo trambollo, ya se contabilizan once en la familia de los Hypleurochilus en todo el mundo, tres de ellos en las costas brasileñas.