Amnsesia Global Transitoria.

Michael Boatwright de 61 años, despertó en el hospital hablando sueco, después de que fuera encontrado hace cuatro meses en la habitación de un motel.

Michael Boatwright de 61 años, despertó en el hospital hablando sueco, después de que fuera encontrado hace cuatro meses en la habitación de un motel.

La ciencia trata de encontrar explicación ante un extraño caso de amnesia global transitoria encontrado en Palm Springs, California. Como recoge The Guardian el pasado 28 de febrero, el estadounidense Michael Boatwright de 61 años, despertó en el hospital hablando sueco, después de que fuera encontrado hace cuatro meses en la habitación de un motel. Desconocía por completo que hacía ahí, no recordaba su vida anterior, únicamente decía llamarse Johan Elk. No entendía nada de su lengua materna, el inglés, el paciente no recordaba ni quién era.

La policía cree que el motivo de su estancia en Palm Springs era un torneo organizado en el Valle de Coachella, ya que fue encontrado junto a una mochila con ropa de deporte y una raqueta de tenis. Además llevaba su pasaporte, una tarjeta médica de veteranos, la tarjeta de la seguridad social y su licencia de conducir lo que permitió a la policía identificarle.

Boatwright es un exmarine veterano de la Guerra de Vietnam nacido en Florida del que se cree por fotografías que paso etapas de su niñez en Suecia. De hecho, registros públicos suecos muestran como Boatwright estuvo más tarde de forma intermitente en el país entre los años 1981 y 2003. Según informaciones del periódico The Guardian, varios suecos han declarado que le conocían y le definieron como un hombre agradable, simpático y algo reservado.

Olof Sahlin, un conocido sueco de Boatwright dijo que el americano compartía con él su interés en la historia medieval, siendo muy talentoso en los «combates medievales»El último contacto que tuvo con el americano fue en 1999. Sahlin desconocía la vida privada que Boatwright desarrolló en Suecia, aunque aportó que Boatwright trabajó primero como asistente personal y después en el sector de la construcción.

El grado de amnesia es tal, que Boatwright no se acuerda de su hijo, ni de sus dos exmujeres, los cuales no han podido ser localizados hasta el momento por los miembros del hospital. El paciente desconoce cosas tan básicas cómo usar el transporte público o reservar una habitación en un hotel. No tiene ingresos seguros, lo que complica aún más su situación, únicamente cuenta con 180 dólares, 120 euros, en efectivo. Se sabe que tiene varias cuentas en China, pero sólo se acuerda de acceder a una de ellas con 7 dólares de saldo, según ha informado el Desert Regional.

Vídeo con la noticia

http://www.youtube.com/watch?v=ErMfNG9ILBU

Amnesia global transitoria

Los médicos de Boatwright le diagnosticaron amnesia global transitoria, en concreto tiene una variante conocida como «fuga disociativa», estado de amnesia en la que el paciente desconoce su identidad, lo que le lleva a realizar largos viajes en el tiempo, acudiendo a rincones pasados en el cerebro. Su caso es único, ya que este estado de amnesia no tendría por qué durar más de unas horas. Además no es lo normal llegar a tal grado de amnesia.

La única explicación que han determinado los psiquiatras para explicar la pérdida de su lengua materna y la reaparición del sueco es que ambos idiomas se gestionaban en áreas distintas del cerebro, adyacentes entre sí, quedando tras el accidente una de esas áreas perjudicada obligando al cerebro a acudir a la otra para poder expresarse. Este fenómeno se conoce como afasia, incapacidad temporal que impide al paciente expresarse correctamente o incluso, como en este caso, la pérdida total del lenguaje materno al verse afectada el hemisferio izquierdo, área del cerebro que retiene nuestra capacidad para el lenguaje

Otros casos

Aún siendo extraño los diagnósticos de amnesia global transitoria a tales cotas, se han registrado otros casos similares. En 2012 el británico Alun Morgan, de 81 años de edad, se despertó en el hospital hablando gales tras sufrir un infarto cerebral. Otro caso curioso ocurrió en Croacia en 2010, cuando una niña de 13 años, incapaz de comunicarse en su lengua materna, hablaba un perfecto alemán, lengua que apenas había estudiado. En España, un caso notorio fue el de un paciente madrileño de 33 años, que tras un accidente en bicicleta, alternaba el alemán con el español sin conocimiento de causa.

Fuente: LD.