La nueva actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha declarado tres especies oficialmente extintas y otras 20 mil 934, en peligro de extinción.

Tres especies menos en el planeta gracias al hombre

Entre los desaparecidos están el eslizón gigante de Cabo Verde (Chioninia coctei), visto por última vez en 1912, cuya pérdida se relaciona con la introducción de ratas y gatos, el pececito de Santa Cruz (Cyprinodon arcuatus) -que habitaba en la cuenca hidrográfica de Arizona- víctima de la disminución del agua, y el camarón de agua dulce (Macrobrachium leptodactylus), desaparecido por degradación del hábitat y del desarrollo urbano.

Otro animal en peligro es el caracol cónico, apreciado por su concha y toxinas utilizadas en la producción de fármacos. El 8% de su población corre riesgo de desaparecer. En el caso del camarón de agua dulce, un 30% de la especie está en peligro debido a la contaminación, alteración del hábitat y la comercialización.

El informe evaluó además el estado mundial de las plantas coníferas, lo que arrojó resultados preocupantes, tales como, 34% de los cedros, cipreses, abetos y otras especies con conos o piñas corren el riesgo de desaparecer.

Destaca como el pino de Monterrey de California, (Pinus radiata), el más plantado del mundo, ha pasado de la categoría “Preocupación menor” a “En Peligro”, lo mismo sucede con el cedro del Atlas (Cedrus atlantica), autóctono de la cordillera del Atlas de Argelia y Marruecos, sobreexplotado por su madera.

Triste realidad sobre los efectos del hombre en la fauna y flora del planeta.