El Coche Más Barato del Mundo…

…Sinónimo de Fracaso.

El fabricante indio de automóviles Tata se embarcó hace tiempo un ambicioso proyecto, crear el coche más barato del mundo… así nació el modelo Nano, cuya historia puede resumirse así:

Érase una vez un coche que todo el mundo podía comprar, cuyo consumo y mantenimiento tenían un coste ridículo, al tiempo que proporcionaba un servicio de transporte individual perfectamente válido. Este vehículo era fruto de un diseño industrial tan profundo y concienzudo que ya no era posible simplificarlo más. Hablamos de la esencia misma de la movilidad sobre cuatro ruedas, del puro concepto de transporte carrozado. Hablamos del Tata Nano.

Tata Nano - Triste Realidad

El Tata Nano era la gran apuesta de esta compañía para extender los vehículos de cuatro ruedas entre la población de la India. Con un precio de apenas 2.100 euros, un consumo y un coste de mantenimiento ridículos y mucho más cómodo y seguro que las motos de pequeña cilindrada con las que iba a competir directamente, el fabricante esperaba vender más 250.000 unidades cada año.

Sin embargo, desde su salida al mercado, en verano de 2009, apenas se han puesto en circulación 229.000 vehículos de este modelo. Todo apunta a que es tan fácil tenerlo que nadie lo quiere.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=SW8IdlXrG9s[/youtube]

A diferencia de lo que ocurre en el mundo llamado desarrollado, donde casi cualquier persona posee un coche, en la India las bicicletas, las motos y los trenes abarrotados son los reyes del transporte. Tata pretendía extender los vehículos de cuatro ruedas a la gran mayoría de la población con un coche tan económico que sirviese de alternativa a las típicas scooters.

Este posicionamiento hizo que los propietarios de motos no se animaran a comprarlo porque no percibían que se estuvieran comprando un coche, sino algo entre un coche y una moto, mientras que los compradores de coches no querían adquirir algo que competía con una moto. En definitiva, el Nano es tan barato que la gente prefiere comprar una moto o un coche mucho más caro… Triste Realidad.

Esta percepción ha obligado a Tata a replantearse su revolucionaria idea de crear el verdadero coche del pueblo. De momento ha decidido rediseñar el vehículo para conseguir que se parezca más a un coche. O lo que es lo mismo, venderlo más caro.

Noticia encontrada en ABC.