La modelo alemana Heidi Klum volvió a hacer gala de su buen humor y de sus encantos sobre el escenario y nunca mejor dicho, ya que durante una gala benéfica infantil en Nueva York, organizada por una conocida empresa juguetera, la supermodelo sufrió un aparatoso tropiezo con el largo de su precioso vestido.

Para mojar pan...

Tal fue la caída, que el actor Martin Short, que compartía escenario en ese momento con Heidi, también acabó en el suelo, dando lugar a un momento de lo más cómico.

La instantánea dejó al descubierto la bonita figura de Klum, cuyo vestido acabó mostrando más de lo que su sensual abertura lateral pretendía. «Sin comentarios», decía la top model en su Twitter, donde no dudó en compartir con todos sus seguidores tan vergonzoso momento.